domingo, 16 de julio de 2017

Lagunillo Misterioso y Laguna de Lanjarón


Vuelve a apretar el calor con temperaturas inhumanas en la cuenca del Guadalquivir…
Sierra Nevada sigue siendo buena opción, para tratarse de un 14 de julio… de hecho, el trasiego de turistas por Hoya de la Mora, es intenso… aparte de que no paran de celebrarse eventos deportivos… el problema es si Sierra Nevada será capaz de aguantar esa presión.
Cruzamos hacia el río Dílar… el castigado río Dílar, cuyo cauce se adolece de una cantidad ingente de residuos generados por la actividad de la empresa que explota la estación de esquí, y que no es capaz de gestionar con responsabilidad.
El Lagunillo Misterioso, está pletórico y rebosante de agua, y aquí paramos a comer y descansar. Luego, seguimos el camino que nos llevaría a los Lagunillos de la Virgen, pero nos desviamos antes, para peinar los bajos de los Tajos de la Virgen… donde recogimos más de una docena de latas y envases añejos… alguien tiene que recogerlos.
Desde Elorrieta siempre hay buenas vistas, y como el calor se reflejaba incluso a esa cota… decidimos bajar al nacimiento del río Lanjarón a montar nuestro campamento y descansar de una espléndida jornada.
Amaneció justo cuando volvimos a pasar por el refugio maltrecho de Elorrieta, y nos volvimos a deleitar de las espléndidas vistas nevadenses y su fresca temperatura matinal.

Queremos recordar al trío londinense América… una banda de rock-folk cuyo álbum de 1971 es realmente bello… es de esas bandas que crearon escuela en Europa, y que no hay que olvidar.



















lunes, 10 de julio de 2017

Puente de Hierro – Facinas

Señor Tosco es una canción bastante crítica del enorme Ángel Stanich, que podemos escuchar en su último trabajo discográfico, el cual merece y mucho ser escuchado. Hay que ver cómo va mejorando este compositor con el paso del tiempo… no tiene desperdicio, ni musical ni literariamente hablando.
La pista que une la A-381 y la N-340 por el Puerto de Ojén, es la antigua CA-221. Hoy ya está cerrada al paso de vehículos a motor, salvo autorizados, lo que la convierte en un corredor fantástico para relajarnos pedaleando… a no ser que alguien nos adelante y comience la “batalla” … los ciclistas nos picamos con nuestra propia sombra… es innato.
Este tramo forma parte de la importante Eurovelo 8, Ruta del Mediterraneo, que si eres capaz de recorrerla entera, seguro que será el viaje de tu vida… va desde Cádiz a Chipre… por lo menos.
Si elegimos un día de Poniente o Sur, podremos disfrutar de una mañana fresca, incluso durante el tedioso estío… Si salimos desde el Puente de Hierro, cerca de Los Barrios, provincia de Cádiz, al llegar a Facinas, podremos avituallarnos en condiciones, para poder regresar sin fatiga al lugar donde dejamos el coche… o seguir pedaleando hacia Tarifa y cerrar una circular de 90 kms… pero eso lo dejamos para los más avezados.
Ida y vuelta es un paseo que no llega a 50 kms, perfecto para el tándem… ¿Qué todavía no tenéis tándem?... bueno, en una triste y solitaria bicicleta también se puede hacer.

El amplio aparcamiento, cerca del Puente de Hierro.


Descorchados.

Puerto de Ojén.

En Facinas.


Abrevando... o abreviando...

Donde el Quejigal de San Carlos del Tiradero.

lunes, 26 de junio de 2017

Cerro de los Machos y Veleta. Vivac a 3.396m.

La propuesta de hoy fue hacer algo suave y sin complicaciones técnicas, para que nos pudiesen acompañar Salvador y Ana.
Andalucía arde, de calor y de llamas propagadas a conciencia, y sólo queda un rincón donde poder practicar lo nuestro con una temperatura agradable y pasar una noche fresca, por lo tanto, tomamos el rumbo Nevadense… no nos queda otra opción.
Viajamos livianos… ya no hace frío, unos 7 grados de mínima y una escasísima probabilidad de precipitación, por desgracia, además de no quedar nada de nieve en toda la sierra.
Es posible repostar agua en una zona cercana a la elegida para dormir, por lo tanto, menos peso para portear… sólo hay que bajar a por ella.
El Veredón Superior es nuestro paso preferido, por lo hermoso de este rincón nevadense, y aquí nos separamos: Nosotros hacia Los Machos, y Ana y Salvador hacia el collado del Veleta.
Tras haber disfrutado de la silenciosa cabecera del Guarnón, Corral del Veleta y de la hermosa subida al Cerro de los Machos, en la cumbre vimos unos remolinos provocados por térmicas, que arrancaban del suelo las pequeñas piedrecillas… produciendo un zumbido espectacular… tan espectacular como los riffs de guitarra de Kai Strauss, gran evocador de ritmos de blues.
Al emprender la bajada hacia la pista, vimos lo apetecible que se mostraba la Laguna de Aguas Verdes… o de los Vasares, nacimiento del río Veleta junto con el Lagunillo del Veleta, por el cual también tuvimos que pasar; y bajamos hasta ella para descansar y rellenar agua. El desagüe de esta altiva laguna, se precipita al vacío por la Chorrera de Aguas Verdes, hacia el espectacular valle glaciar del río Veleta, con una visión realmente imponente del Púlpito y Terreras Azules… entre otras majestuosas elevaciones.
Por el camino recogimos unas latas que llevaban más de 40 años por la montaña, y una vez en la Carigüela, ascendimos con Salvador al Puntal de Loma Púa.
En el Veleta, llegó el Conservador del Parque y un agente forestal, que nos agradecieron la recogida, haciéndose cargo de toda aquella chatarra. Nos aconsejó el guarda que no durmiésemos en el techo de la caseta de la Universidad… es peligroso… sin embargo, mucha gente se posiciona ahí arriba, incluso vivaquean. El futuro de esta instalación, pasa por su demolición, pues está en desuso… igual que ocurriese con las antiguas antenas que afeaban toda la cumbre del pico más emblemático de Sierra Nevada. También nos invitaron a Piononos, y nos recordaron que podríamos ver Quebrantahuesos al amanecer.
Y así fue… amaneció un nuevo día, y mientras ardía Doñana, en la cima del Pico Veleta, dos parejas de Quebrantahuesos hacían acto de presencia permaneciendo en vuelo estático frente a nosotros un buen rato. Algo muy emocionante.

 
Arrancando...

Entrando por el Veredón Superior. A la izquierda, primer objetivo.

Corral del Veleta, donde comimos...

Lagunillo en el corral del Veleta.

Los últimos neveros del Corral alimentan el río Guarnón.

Veleta y refugio a la izquierda, desde Los Machos,  a las cuatro de la tarde.

El gran hito del Cerro de Los Machos.

Por la pista nos cruzamos con ciclistas.

Lagunillo del Veleta.

Laguna de Aguas Verdes...

... o Laguna de los Vasares.

Desagüe.

Barranco del río Veleta y El Púlpito cerrando el paisaje.

Borreguil.

Veleta y a la derecha Los Machos, desde el Puntal de Loma Púa.

Puntal de Loma Púa.

Veleta.



Granada la nuit.


Amanece en El Veleta.

Hoya de San Juan,