miércoles, 7 de noviembre de 2012

Día de difuntos en Siera de las Nieves


Hay que haber escuchado mucho al gran Freddie King, para entender un ¡ yeeeess! como la copa de un pino, o de un majestuoso pinsapo. Si, por fin la espectacular Serranía de Ronda, cuna de cortijos y bandoleros, está rebosante de alegría, y es que esta alegría cae por todas partes, llenando pozas, charcas, pilones, arroyos, y hasta senderos.
Se está volviendo popular celebrar la fiesta de los yanquis, Halloween, como si fuera nuestra, y nada más lejos de la realidad. Luego, muchos critican a Papá Noel, alegando que no es nuestra tradición, y se defiende a capa y espada, la añeja noche de Reyes, y entonces ¿por qué se ha aceptado Halloween?
Como a nosotros el único Helloween que nos gusta es grupo de Michael Kiske, pasamos de noches de yanquis disfrazados de siniestros, y celebramos un tradicional día de difuntos a la Española: caminando en la más absoluta soledad, para recordar a los que se marcharon para no volver más, en esos momentos felices pasados juntos... Y ya que nosotros también vamos a morir, …hay que saber disfrutar de los que tenemos a nuestro alrededor cuando están con nosotros.
La llegada, a las 8:55, al área recreativa de Quejigales, no pudo ser más espectacular: un chaparrón de los que te hacen quedarte dentro del coche un rato, así que nos cambiamos de calzado dentro. El camino, empapado, era un verdadero placer para los pies y los sentidos. 


Niebla espesa, que apenas dejaba ver nada, y más cerrada conforme se ascendía por la Cañada de las Ánimas.


El pinsapar era un imparable goteo que terminó empapando nuestra vestimenta, pues hacía calor para ascender con impermeable. 


En el Pozo de la Nieve, no se veía nada, y decidimos salirnos del sendero, para ascender, a tientas, Cerro Alto. Apuntamos bien, pues llegamos sin rodeos a la cima, en la que el viento soplaba fuerte, mojándonos aún más, debido al espesor de la nube. 


Trazamos desde aquí una línea recta, hacia el peñón de los Enamorados, pero nos desviamos unos cuantos grados al Norte, y nos dimos cuenta por la inclinación del suelo. No lo recordabamos así. Rectificamos el rumbo y llegamos cuasi en línea recta al Peñón.


Desde aquí, se toma el Camino de la Sierra de las Nieves, hacia el Puerto del Saucillo, desviándonos al Norte, en un ramal, no señalizado, que tomamos de memoria, pues allí no se veía nada. Antes de llegar al Pinsapo de la Gotera, casi nos equivocamos al salir por un sendero a la izquierda, pero se supo rectificar, y es que esta zona, sin referencia visual, es muy difícil.


Pasamos junto a la Peñilla, sin ver nada, y continuamos bajando hacia el Puerto del Hornillo, donde, llegando, por fin se empezó a abrir el paisaje: había merecido la pena el


mojarse, el pasar frío, despistarnos, el madrugón, el riesgo… todo. Esta panorámica resume la sensación que vivimos.


Bajamos del Puerto del Hornillo, hacia el Peñón de Ronda, pasando por la fuente del Hornillo, en pleno pinsapar de Cubero, y donde nos dimos un trago de su generoso chorro,


y una vez bajo el majestuoso Peñón, y habiendo cambiado de sitio la comida que llevábamos a la espalda, pusimos rumbo Sudoeste, para cruzar bajo las paredes de la cara 


Norte de la Meseta, y buscar de nuevo el difícil acceso al pinsapar de las Ánimas, donde retomamos el camino de subida. Ese tramo que enlaza la parte baja de los Tajos del


Canalizo con la cañada de las Ánimas, es de dificultosa localización, teniendo que avanzar, a veces, fuera de sendero, para cruzar un frondoso barranco. Si no se conoce bien la zona, es muy fácil perderse.


Al llegar al aparcamiento, casi sin luz, había un zorro, acechando cerca del coche, acostumbrado a que le den de comer. Evidentemente, contribuimos con la fauna salvaje de


la mejor manera: asustamos al animal para evitar el exceso de confianza con los seres humanos. ¡Qué cace, que es su cometido dentro de la cadena trófica! Es un error grave, dar de comer a los zorros.


Datos Técnicos:

Localización: Parque Natural de Sierra de las Nieves
Población:  Ronda (Málaga)
Altitud máxima: 1.812m
Distancia recorrida: 20 kms
Desnivel: 1.092m
Tipo de trazado: Circular
Clima: Media montaña

3 comentarios:

  1. Buena ruta, similar a la que haremos con el club esta semana. Quejigales-Yunquera, subiendo a la peña de lo Enamorados. Pues siento haber dado de comer a mas de un zorro.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Salvador, según por donde subáis a Quejigales, hay una parte del camino, que es común al recorrido que vais a hacer vosotros. No se, si bajais a Yunquera por la Cañada de la Cuesta de los Hornillos y el bosque de Cedros, o por el Camino de la Sierra de las Nieves y los Ventisqueros. El primero es muchísimo más bello que el de los Ventisqueros.

    ResponderEliminar
  3. Con vuestro permiso Fran, http://www.caminoyjara.com/wp/ lo he leido Hoy, y hay muchos nombres y termine mareado. No conozco muy bien Sierra de las Nieves.Saludos.

    ResponderEliminar