martes, 30 de octubre de 2012

KAYAK DE MAR EN LOS CAÑOS

Siempre que el mar está bravo, pero nos apetece remar un poco, tenemos la opción de recurrir al complejo entramado de caños que nos ofrece el Parque Natural Bahía de Cádiz.
Lo de parque natural es un decir, pues sólo hay que asomarse y contemplar que se trata de estructuras que ha creado el hombre a lo largo de la historia, conduciendo el agua a su antojo, según las necesidades piscícolas o salineras de la comarca, hoy día, cuasi en desuso, y que poco a poco se van perdiendo, a parte, se ve como todo está bastante deteriorado por culpa de un sector de la población poco respetuoso con el medio ambiente, en general. La cantidad de vertidos a los que se somete día a día a este circuito acuático es decepcionante. Siempre nos preguntamos si es sana la práctica de la pesca por la zona, viendo como ciertas poblaciones, al verse colapsadas las redes de saneamiento locales, toman la determinación de abrir válvulas y mezclar las pluviales, con las aguas fecales, por que las depuradoras no dan abasto.


Sólo hay que asomarse a un emisario, por ejemplo en Puerto Real, y comprobarlo con dos de nuestros sentidos: la vista, y el olfato.


Para evitar que nuestro entorno sufra estos atentados, solo hay que tener sentido común, pero lamentablemente, resulta, que a día de hoy, el sentido común es el menos común de los sentidos.


Muévete tan solo un metro, 
tu enfoque cambiará.
Muévete dos mil kilómetros
y no sabrás donde estas...

Con este comienzo de la canción "Movimiento" del grupo granadino Varaverde, encontramos nuestra inspiración para no quedarnos en casa.
Un sábado cualquiera, quedamos sin previo aviso, con los compañeros de San Roque, para volver a encontrarnos sobre el líquido elemento con nuestras embarcaciones. Nos metimos al agua tarde, pero nunca es tarde si hay ganas de comer, y si no hay ganas, se rema un poco, y ya vendrá el apetito. Cinco kayaks, cinco salimos de La Magdalena, en dirección a Sancti Petri, y al encuentro de Miguel, que desde Chiclana, iba a intentar reunirse con nosotros.


El día, se presentó venteado, y fresco, pero el remar y la conversación, hacían que entrásemos en calor.
Llegamos al puerto de Gallineras, y no nos habíamos cruzado con el componente Chiclanero, aquí pasaba algo, pero ya era hora de vaciar las bodegas de nuestros navíos y llenar el buche. Al rato vemos una embarcación naranja, con remo de cucharas también naranjas, que lentamente y contra viento y marea, se aproximaba desde donde habíamos venido nosotros: era Miguel, que decidió equivocarse para entrar por Carrascón y volver por Sancti Petri, y así hacer un poco de turismo.
Tras un copioso almuerzo, compartiendo material, nos dimos la vuelta, separándonos de nuevo, e intercambiando embarcaciones para probar otras sensaciones.
 Os dejamos el vídeo gentileza de Xema Romero.
                               

2 comentarios:

  1. Fran, tu colega, el de los videos, le da un caracter animado casi comico, pero que queda muy bien, esa vueltesita alrededor, jeje y la risa que os entra a todos...De la ruta no te digo na, los mares no son lo mio pese a que llevo toda mi vida entre dos aguas.

    ResponderEliminar
  2. Es que Xema tiene muy buenas ideas a la hora de editar y diseñar.
    Puedes entrar en su blog, bitácora de un cryptólogo, y comprobar su exquisitez de diseño.
    Gracias, Salva, y espero que te guste Varaverde.

    ResponderEliminar